Apertura de la olla. Aplique palanca en el mango hasta que la tapa se doble totalmente. Desplace la tapa lateralmente inclinándola 45º y sáquela ejerciendo un pequeño tirón (ver vídeo al pie de página).

Llenado de la olla. No llene nunca la olla más del nivel de capacidad indicado (2/3 de la olla). No llene más de la mitad de la altura cuando lo que cocine sean alimentos que aumentan de tamaño o generan espuma como legumbres, verduras de hoja, arroz,…

Cierre de la olla. oja la tapa de la olla en posición abierta. Póngala de lado y apoye el arco de doble apoyo centrado en la boca de la olla. Desplace el arco hacia uno de los lados mientras va girando la tapa hasta que se inserta en el interior de la olla con una pequeña presión. El arco de doble apoyo debe de estar centrado, ejerza ahora palanca con el asa de la tapa hasta que esta se ponga recta y cierre la olla. ATENCIÓN: La tapa de la olla es flexible y se adapta a la forma de la olla para cerrarla y abrirla (ver vídeo al pie de página).

Cuidado. Antes de empezar a cocinar asegúrese de que la válvula de cocción (3) funciona correctamente, compruebe que no está bloqueada subiendo y bajándola varias veces.

Empezar a cocinar. Ponga la olla a fuego fuerte. La válvula de cocción (3) debe estar en posición vertical (como se ve en la imagen). Espere a que salte la válvula de bloqueo de apertura (1) que hará un sonido fuerte y seco. Esto significa que se ha hecho la presión en el interior de la olla.

Cuando el vapor comience a salir. Ponga la válvula de cocción (3) en posición horizontal como se indica en el dibujo. Es a partir de este momento cuando tiene que empezar a contar el tiempo de cocción.

Mientras cocina. Compruebe de vez en cuando que la válvula de cocción funciona correctamente, dando pequeños toques hacia abajo a la palanca de plástico que la activa, saldrá vapor de forma fuerte (tenga cuidado de no quemarse, use un tenedor o cuchara). Respete los tiempos de cocción, evite que se evapore toda el agua y sobre todo no deje olvidada la olla en el fuego.

Al final de la cocción. Aparte la olla del fuego. Espere a que se despresurice la olla, si quiere ayudar a salir el vapor puede ejercer presión sobre la palanca de la válvula de cocción (3). Al final ponga la palanca en su posición vertical, mueva la olla un poco para dejar salir el posible vapor que se haya quedado atrapado (especialmente si ha cocinado verduras de hoja grande o alimentos que puedan haber aumentado de tamaño). La olla se habrá despresurizado cuando la válvula de bloqueo de apertura haya descendido totalmente.

 © 2016 K for Kitchen | ARC Distribución Ibérica

Apertura de la olla. Aplique palanca en el mango hasta que la tapa se doble totalmente. Desplace la tapa lateralmente inclinándola 45º y sáquela ejerciendo un pequeño tirón (ver vídeo al pie de página).

Llenado de la olla. No llene nunca la olla más del nivel de capacidad indicado (2/3 de la olla). No llene más de la mitad de la altura cuando lo que cocine sean alimentos que aumentan de tamaño o generan espuma como legumbres, verduras de hoja, arroz,…

Cierre de la olla. Coja la tapa de la olla en posición abierta. Póngala de lado y apoye el arco de doble apoyo centrado en la boca de la olla. Desplace el arco hacia uno de los lados mientras va girando la tapa hasta que se inserta en el interior de la olla con una pequeña presión. El arco de doble apoyo debe de estar centrado, ejerza ahora palanca con el asa de la tapa hasta que esta se ponga recta y cierre la olla. ATENCIÓN: La tapa de la olla es flexible y se adapta a la forma de la olla para cerrarla y abrirla (ver vídeo al pie de página).

Cuidado. Antes de empezar a cocinar asegúrese de que la válvula de cocción (3) funciona correctamente, compruebe que no está bloqueada subiendo y bajándola varias veces.

Empezar a cocinar. Ponga la olla a fuego fuerte. La válvula de cocción (3) debe estar en posición vertical (como se ve en la imagen). Espere a que salte la válvula de bloqueo de apertura (1) que hará un sonido fuerte y seco. Esto significa que se ha hecho la presión en el interior de la olla.

Cuando el vapor comience a salir. Ponga la válvula de cocción (3) en posición horizontal como se indica en el dibujo. Es a partir de este momento cuando tiene que empezar a contar el tiempo de cocción.

Mientras cocina. Compruebe de vez en cuando que la válvula de cocción funciona correctamente, dando pequeños toques hacia abajo a la palanca de plástico que la activa, saldrá vapor de forma fuerte (tenga cuidado de no quemarse, use un tenedor o cuchara). Respete los tiempos de cocción, evite que se evapore toda el agua y sobre todo no deje olvidada la olla en el fuego.

Al final de la cocción. Aparte la olla del fuego. Espere a que se despresurice la olla, si quiere ayudar a salir el vapor puede ejercer presión sobre la palanca de la válvula de cocción (3). Al final ponga la palanca en su posición vertical, mueva la olla un poco para dejar salir el posible vapor que se haya quedado atrapado (especialmente si ha cocinado verduras de hoja grande o alimentos que puedan haber aumentado de tamaño). La olla se habrá despresurizado cuando la válvula de bloqueo de apertura haya descendido totalmente.